ARTE… ¡UN MISTERIO POR DESCUBRIR!

«No juzgues mal lo que no conoces, aprovecha la oportunidad para entender» – Pablo Picasso

¡Quién no conoce a Pablo Picasso, uno de los mejores artistas del mundo!

Nació en España y desde muy joven se inició en los estudios artísticos demostrando un gran talento, por lo que recibió muchos elogios de la crítica. Tenía un alma inquieta e independiente.

Una de sus frases célebres dice: «Cuando tenía 13 años pintaba como Rafael, tardé toda una vida en aprender a pintar como un niño«, precisamente porque la pintura de un niño, libre de las reglas de la perspectiva, consiguiendo mostrar más lados de la realidad al mismo tiempo, es la que más se acerca al gusto cubista.

La fecha de inicio del cubismo se remonta convencionalmente a 1907, año en el que Picasso expuso sus «Les demoiselles d’Avignon«, cuya inspiración proviene de la pintura catalana, africana y de Cèzanne. Sin embargo, el  verdadero nacimiento del cubismo se produjo con el encuentro, que tuvo lugar poco después, entre Picasso y Braque, con quien trabajó hasta 1914.

Todo el mundo, al menos una vez en su vida, ante una obra de arte contemporánea, ha pensado: «¡Yo también podría haber hecho eso!«. O, en todo caso, si no hemos pensado estas frases nosotros mismos, seguro que se las hemos oído pronunciar a otras personas.

¿Cómo es posible que pueda llamarse «arte»?

La escuela nos enseña la historia de las artes visuales, pero no nos ayuda a entender qué es arte y qué no. No nos explica por qué eso es arte a pesar de que no es objetivamente bello a la vista. Tampoco explica por qué una obra que «podríamos haber hecho nosotros mismos» tiene un valor inestimable. Por supuesto, esto no sólo se aplica a la escuela, sino a todas las fuentes de información que nos rodean.

En el cubismo, el espacio se considera inexistente, las únicas dimensiones ciertas son la altura y la anchura, la vertical y la horizontal. La estructura de un cuadro y la volumetría de los objetos se reducen y desmontan a formas planas; ya no hay distinción entre espacio y objetos. La tercera dimensión se resuelve con líneas oblicuas, indicativas de profundidad, y con líneas curvas, indicativas de volumen. La pintura da lugar a una nueva realidad sin buscar una referencia precisa en el mundo real.

En los cuadros de Pablo Picasso, el objeto se representa desde una multiplicidad de puntos de vista para obtener una representación «total» del objeto. Sin embargo, esta particular técnica suya le llevó a obtener imágenes de aparente incomprensibilidad, ya que eran completamente diferentes de cómo nuestra experiencia está acostumbrada a ver las cosas.

La realidad cubista también incluye por primera vez el factor tiempo. Cuando se trata de un objeto, lo hace girar en sus manos; cuando se trata de una figura humana, la hace girar, consiguiendo así percibir diferentes momentos de la misma escena. Un cuadro cubista, como tantos cuadros de otros movimientos del siglo XX, no puede leerse y entenderse con una mirada instantánea. Debe percibirse con un tiempo de lectura preciso. Analizar las partes individuales, reconstruirlas mentalmente, para llegar gradualmente desde la imagen a su significado.

El nombre del movimiento fue dado por primera vez en sentido negativo por un crítico que comentó un cuadro de Braque, y se refiere a su uso de descomponer la realidad en planos y volúmenes elementales, es decir, precisamente los cubos.

El arte es siempre un hecho intelectual, no sólo técnico, no es un conocimiento artesanal. Los artistas son los que nos ofrecen una nueva forma de ver las cosas, son los que rompen las reglas. Un poco como hacen los niños, «transforman» las cosas.

Desgraciadamente, aún hoy no se entiende bien el alcance conceptual del arte, por falta de información y conocimiento.

«Todo el mundo quiere entender la pintura.

¿Por qué no intentan entender el canto de los pájaros?

La gente ama la noche, una flor, todo lo que le rodea sin tratar de entenderlo.

Pero la pintura, tienen que entenderla«.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

EL SOLSTICIO DE VERANO

21 de junio de 2021

La isla que te atrapa

5 de julio de 2021