EL AMIGO MÁS FIEL

Hoy es el Día 26 de agosto, Día Internacional del Perro.

Los consideramos el mejor amigo del hombre, el animal con el que conviven tantas familias de todo el mundo. Son criaturas maravillosas que dan a su compañero humano un amor incondicional. A menudo son los protagonistas de nuestros sueños, representando nuestros instintos más auténticos y naturales.

Hay muchas historias en las que estos animales han salvado la vida de personas. Un ejemplo es la historia de Balto y Togo, que en Alaska, desafiando el clima, llevaron en un trineo medicinas para muchos enfermos. También en la antigüedad, recordamos la figura mítica de Argo, que esperaba a su maestro Ulises con extrema devoción.

Incluso hoy en día, siguen siendo seres a los que entrenamos para que nos ayuden en emergencias, terremotos, inundaciones, rescates. Pero a menudo son víctimas de abusos, abandono y explotación.

Con demasiada frecuencia, el deseo de tener un perro en casa nace de un capricho, sin entender y hacer entender a los niños, sobre todo, que no son objetos ni juguetes de los que cansarse. Son seres vivos que necesitan cuidados, atención y amor. 

Una cosa que a menudo olvidamos es que una vez que un perro es domesticado, a diferencia del lobo del que procede, pierde parte de su autonomía psicológica y se vuelve dependiente. Como dicen los expertos, «el perro es para el lobo lo que el niño es para el hombre adulto».

Quiero contarles brevemente la historia de mi amigo peludo, Aron.

ARON

Nació en un bosque de Basilicata, probablemente junto a otros muchos hermanos. Vivió dos años en la calle, buscando comida y cariño. Un día lo encontraron escondido en una esquina de una calle completamente cubierto de aceite de coche quemado, con la piel y el pelaje arruinados y una herida en el ojo. Aron es un perro blanco de cuatro años que, según el veterinario, es un cruce de labrador y maremmano.

Llevábamos mucho tiempo buscando adoptar un perro tras la muerte de Ulises, nuestro labrador. Nuestro deseo se cumplió cuando conocimos a Aron, cuya dulzura y carácter juguetón nos conquistaron. ¡Fue amor a primera vista! Enseguida confió en nosotros y nos robó el corazón.

Mi hermano Manuel y Aron.

¿Vives con amigos peludos? Cuéntanos su historia y quizás incluso nos puedan enviar sus fotos.

Comentarios

Carla
1 de septiembre de 2021 a las 11:36

Ehhhhhh Beatrice, non sbagli mai un articolo.
Il racconto sul tuo cane è bellissimo, il disegno di tuo fratello è meraviglioso.
Io non ho animali, mi piacerebbe averne, ma siamo perennemente fuori casa e sarebbe sempre solo, che crudeltà.
Ancora complimenti.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cruces de caminos

26 de julio de 2021

Fiesta de San Fermín

30 de agosto de 2021