UN VIAJE EN EL CARNAVAL MÁS ANTIGUO DE EUROPA

Foto original de 1967

Hay un refrán que dice » EN CARNAVAL CADA BROMA VALE» y es con este refrán que crecí y aprendí, desde pequeña, a amar esta época del año,. Cuando me disfrazaba de Blancanieves, las calles estaban llenas de confeti y de máscaras y, la alegría, estaba en el aire y, sobre todo, porque tuve la gran suerte de nacer en Putignano, el pueblo que celebra el carnaval más antiguo de Europa.

Desde el 26 de diciembre hasta el martes de carnaval, se suceden ritos, tradiciones y desfiles que mezclan lo sagrado y lo profano y todo esto se celebra desde hace 627 ediciones.

La máscara típica del carnaval de Putignano es la FARINELLA, nombre que se origina de un plato típico de la zona a base de garbanzos y cebada. Es un bufón que lleva un vestido de colores y un sombrero de tres puntas con cascabeles que representan los tres cerros sobre los que se asienta la ciudad.

Las protagonistas absolutas, sin embargo, son las carrozas alegóricas, construidas con el minucioso trabajo de los maestros del papel maché que, mezclando hojas de periódicos y pegamento, dan vida a los personajes de papel maché que desfilan por las calles de la ciudad y enamoran a los miles de visitantes.

Ganador en 2019 «EL BESO DE CLINT»

Es el 26 de diciembre cuando comienza todo, día en el que se celebra San Esteban y en el que tiene lugar el paso de la vela de los miembros de la iglesia a los del carnaval y, también, tienen lugar LE PROPAGGINI , recitación de versos satíricos en rima contra políticos y personajes de la ciudad. A partir del 17 de enero comienzan los llamados » jueves de carnaval», días en los que las asociaciones celebran fiestas y bailes en las calles del centro histórico. Se empieza con el jueves de los Monseñores y luego se continúa con el de los sacerdotes, de las monjas, de las viudas, de los locos ( los chicos), de las mujeres casadas y finalmente el de los cornudos, sin duda el más folklórico donde se cortan los cuernos y se elige al cornudo del año de entre todos los ciudadanos.

Los cuatros domingos en los que se desarrollan los desfiles son jornadas enteras de música , festivales y gente con máscaras que baila y se divierte sin preocupación. Y es con este ritmo que llegamos al martes de carnaval, último día de carnaval, de hecho, después de haber hecho el funeral, quemando a un cerdo llevado en procesión, se lleva a cabo la «campana de macarrones», un rito en el que, mientras se baila y se canta, se escuchan las 365 campanadas en la campana gigante de la iglesia y que marcan el final del carnaval y el inicio de la Cuaresma.

Ganador en 2017

Desafortunadamente este año, debido a la pandemia, toda esta diversión, después de 626 años, se ha detenido, pero ciertamente no romperá la magia de la época más festiva del año, volverán a hacer felices a los niños y todos seguiremos diciendo » EN CARNAVAL CADA BROMA VALE»

Autor

milenaroberto1977@gmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CONFETI DE ORO

11 de febrero de 2021

Reflexión personal

13 de febrero de 2021